WIKA

Manómetros con contacto eléctrico WIKA: conmutar e indicar con tan solo un instrumento.

Los manómetros con contacto eléctrico encuentran su aplicación allí donde es preciso indicar localmente la presión de proceso y, al mismo tiempo, controlar los valores límite. Los contactos abren o cierran el circuito en función de la posición de la aguja del instrumento. El contacto se activa si la aguja se sitúa por encima o por debajo del valor de presión, antes configurado como alarma. Los manómetros con contacto eléctrico también son adecuados para arrancar, parar o conmutar procesos.
Preguntas frecuentes
Preguntas frecuentes

¿Para qué sirve la pequeña palanca amarilla en la parte superior del manómetro?

Los manómetros con un rango inferior de 25 bar tienen por defecto un tapón con una palanca pequeña que se entrega en estado cerrado. Para el montaje hay que abrirla para prevenir la formación de presión no deseada en el interior de la caja que pued ...

Más